¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Desde el Instituto Gallego de Cirugía Ocular deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies para analizar la navegación de usuarios.
Las cookies son unos archivos que se instalan en el equipo desde el que accedes a nuestra web con las finalidades que se describen en esta página.
La aplicación que utilizamos para obtener y analizar la información de la navegación es: Google Analytics: www.google.com/analytics/ y http://www.google.es/intl/es/analytics/privacyoverview.html
Esta aplicación ha sido desarrollada por Google, que nos presta el servicio de análisis de la audiencia de nuestra página. Esta empresa puede utilizar estos datos para mejorar sus propios servicios y para ofrecer servicios a otras empresas. Puedes conocer esos otros usos desde los enlaces indicados.
Esta herramienta no obtiene datos de los nombres o apellidos de los usuarios ni de la dirección postal desde donde se conectan. La información que obtiene esta relacionada por ejemplo con el número de páginas visitadas, el idioma, red social en la que se publican nuestras noticias, la ciudad a la que está asignada la dirección IP desde la que acceden los usuarios, el número de usuarios que nos visitan, la frecuencia y reincidencia de las visitas, el tiempo de visita, el navegador que usan, el operador o tipo de terminal desde el que se realiza la visita.
Esta información la utilizamos para mejorar nuestra página, detectar nuevas necesidades y valorar las mejoras a introducir con la finalidad de prestar un mejor servicio a los usuarios que nos visitan.
Para permitir, conocer, bloquear o eliminar las cookies instaladas en tu equipo puedes hacerlo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador.
Por ejemplo puedes encontrar información sobre cómo hacerlo en el caso que uses como navegador:
Firefox desde aquí: http://support.mozilla.org/es/products/firefox/cookies
Chrome desde aquí: http://support.google.com/chrome/bin/answer.py?hl=es&answer=95647
Explorer desde aquí: http://windows.microsoft.com/es-es/windows7/how-to-manage-cookies-in-internet-explorer-9
Safari desde aquí: http://support.apple.com/kb/ph5042
Opera desde aquí: http://help.opera.com/Windows/11.50/es-ES/cookies.html

Разработка платного шаблона Joomla

terapia visual 01

¿Qué es la optometría comportamental?

La optometría comportamental es una disciplina que evalúa el procesamiento de la información visual y las habilidades visuales que pueden ocasionar una interferencia en el proceso de aprendizaje del niño, algo que le afecta hasta el punto de no poder expresar en el papel su potencial intelectual o alterando su calidad de vida.

La visión es un proceso neurológico en el que están implicadas hasta 35 áreas cerebrales. La optometría comportamental estudia el procesamiento visual y cómo se recupera a nivel cerebral la información visual.

Cuando existe una disfunción visual y las pruebas oftalmológicas indicadas muestran que la estructura visual está sana, el acento debe ponerse en la función visual. La optometría comportamental no se ocupa de las patologías sino de las disfunciones visuales que ocasionan problemas de aprendizaje, traumatismos cerebrales derivados de accidentes pero también problemas de estrabismo, ambliopía, problemas de desarrollo y lateralidad o visión doble (dipoplía).

En la optometría comportamental se realizan ejercicios a nivel motor y sensorial, se trabaja con las vías de entrada visual y auditiva así como en su procesamiento, para que tenga una correcta respuesta en las vías de salida. Para mejorar el funcionamiento visual se trabaja en el campo de los movimientos oculares, el enfoque, la acomodación o la visión en tres dimensiones.

¿Qué es un examen optométrico o de Eficacia Visual?

El objetivo del examen optométrico es conseguir el máximo rendimiento visual, por lo que es necesario en todos los casos considerar tanto las circunstancias personales (desarrollo, edad, salud general, aspectos cognitivos), como las circunstancias ambientales (nivel académico, trabajo, ergonomía, necesidades deportivas y sociales, etc.), para poner en contexto los resultados del examen y considerar si esto es óptimo para la persona, o qué aspectos y de qué manera hay que trabajar para conseguirlos.

¿Qué es la Terapia Visual?

En función de los resultados obtenidos en el Examen Optométrico, de Percepción y Procesamiento de la Información Visual y de las necesidades escolares, académicas, laborales o de ocio del paciente, el optometrista prepara un programa personalizado de ejercicios orientado a desarrollar y potenciar al máximo las habilidades visuales y la integración de dichas habilidades con el resto de los sentidos: auditivo, equilibrio, ritmo… de manera que conseguimos cambiar la manera de utilizar el sistema visual y en consecuencia mejoramos el rendimiento escolar/laboral, deportivo además de eliminar o reducir los síntomas que presenta inicialmente el paciente. Es decir, creamos nuevas conexiones neuronales, creamos una nueva manera de ver.
Al finalizar el programa, a través de la repetición de dichos ejercicios, habremos conseguido automatizar e integrar dichos cambios y estos formarán parte ya del paciente sin que tenga que hacer nada para mantenerlos y sin miedo a que los problemas vuelvan a aparecer.

¿Cómo se hace?

Para conseguir estos cambios es necesaria la implicación del paciente y de los padres (en el caso de niños) en las dos partes del programa:

Terapia en consulta: al menos una vez a la semana (cada 15 días en algunos casos) se trabaja en sesiones de 45-60 minutos con ejercicios específicos de consulta subiendo progresivamente el nivel y se revisan los ejercicios de casa para cambiarlos y asegurarnos de que se están haciendo correctamente.

Terapia en casa: una serie de ejercicios de unos 20-25 minutos diarios para conseguir la automatización de los cambios. Estos ejercicios se irán modificando a medida que avance el paciente.

¿Cuánto dura?

los objetivos a conseguir. Una vez realizado el examen inicial, diagnóstico y planteados los objetivos de la Terapia, el optometrista le podrá dar una idea del tiempo estimado de la duración la misma. Además, a lo largo del programa se realizarán exámenes de evaluación para ir valorando la evolución del paciente y en La duración de un programa puede variar mucho en función del problema y de función de lo observado se podrán ir ajustando las estimaciones iniciales.

¿Se puede combinar con otras terapias?

En algunos casos el optometrista puede considerar necesario el complemento de otros profesionales como osteópatas, especialistas en audición, alergólogos, homeópatas… En función de la gravedad del problema se priorizará la actuación de cada profesional o la simultaneidad de tratamientos.

¿Qué habilidades puede trabajar un programa de Terapia Visual Comportamental?
    
ACOMODACIÓN. La acomodación es la capacidad del ojo para poder enfocar (ver nítido) a la distancia a la que miramos. En un sistema visual eficaz debe existir una buena:

- Flexibilidad de enfoque para hacer cambios de enfoque de cerca-lejos y lejos-cerca de una manera rápida y eficaz.
- Amplitud de acomodación para poder mantener durante un rato prolongado tareas de cerca sin cansarnos.

Cuando nuestro cerebro no envía la orden adecuada, la musculatura encargada para ello no se contrae o relaja lo suficiente y pueden aparecer los siguientes síntomas:

- Visión borrosa.
- Fatiga visual o dolores de cabeza durante o después de la lectoescritura.
- Aumento del tiempo necesario para copiar de la pizarra.
- Evitar el trabajo de cerca.
- Comprensión lectora reducida.

La terapia visual trabaja ejercicios para igualar la capacidad de enfoque de cada ojo y conseguir un enfoque eficaz y sostenido binocular (con los dos ojos a la vez) a cualquier distancia.
    
MOVIMIENTOS OCULARES. La oculomotricidad es la capacidad de mover los ojos de una manera suave y precisa para seguir un objeto en movimiento, leer un texto o cambiar la mirada entre un objeto y otro (la pizarra y el pupitre, papel y pantalla del ordenador). Existen dos tipos de movimientos:

- Seguimientos: para seguir un objeto en movimiento.
- Sacádicos: para saltar de manera precisa de un objeto a otro.

Unos movimientos oculares bien integrados permiten rapidez y precisión para cambiar de línea en la lectura, para cambiar la mirada entre la pizarra y el pupitre y son fundamentales en la práctica de deportes que requieran de este tipo de habilidades.

terapia visual 02

El Control Oculomotor está muy relacionado con el Sostenimiento de la Atención, Atención Dividida (capacidad de realizar varias actividades simultáneamente) y de la habilidad de filtrar la información, para poder mantener la atención adecuada.
Los problemas de oculomotricidad son muy frecuentes sobre todo en niños con problemas de aprendizaje y déficit de atención. Los síntomas asociados son los siguientes:

- Usar el dedo como marcador
- Perderse al leer
- Equivocarse al copiar
- Omitir palabras al leer
- Lectura lenta
- Baja comprensión lectora
- Dificultad para golpear y recoger la pelota

La Terapia Visual trabaja para conseguir que el paciente mueva sus ojos de manera suave y precisa sin esfuerzo, consiguiendo mejorar en velocidad y comprensión lectora, rendimiento escolar y deportivo.

BINOCULARIDAD. La Binocularidad es la capacidad visual para que los dos ojos trabajen simultáneamente de una manera precisa y coordinada, proporcionando una visión confortable. Para conseguir esto los ojos deben tener habilidades similares para poder trabajar como si fueran uno sólo.Un control inadecuado de la binocularidad puede producir los siguientes síntomas:

- Desvío de uno o ambos ojos (estrabismo)
- Visión doble
- Visión en 3 Dimensiones (estereopsis) reducida
- Supresión de la visión de un ojo
- Fatiga visual o dolores de cabeza
- Evitar el trabajo de cerca
- Comprensión lectora reducida

La terapia visual a través de ejercicios monoculares (un sólo ojo) permite que cada ojo desarrolle al máximo sus habilidades visuales individualmente y a través de ejercicios binoculares consigue potenciar al máximo el trabajo coordinado de ambos ojos y la tridimensionalidad.

COGNICIÓN. La cognición es la capacidad de procesar la información a partir de la percepción y el conocimiento adquirido. Esto permite interpretar, procesar y formar modelos que representan nuestra realidad. Ante una cognición deficiente podemos encontrarnos con los siguientes síntomas:

En la Terapia Visual no pretendemos que el paciente memorice ejercicios. Se pretende que a través de las experiencias que le ofrecen los ejercicios y su cognición pueda formar nuevos esquemas que le permitan tener un mayor desarrollo a todos los niveles.
    
PENSAMIENTO VISUAL. El pensamiento visual es la relación entre el movimiento y la visión. Existen tres ejes sobre los que se basa cualquier movimiento: Horizontal, Vertical y Transversal. El entendimiento de estos 3 ejes va a definir el conocimiento del espacio interno del paciente y esto le podrá permitir un mejor conocimiento del espacio externo y su relación con él.Un pensamiento visual mal estructurado puede provocar los siguientes síntomas:

- Problemas de copia
- Problemas de giros
- Problemas de inversiones

En la Terapia Visual trabajamos con juegos para que el paciente entienda en su propio cuerpo los giros sobre los tres ejes y posteriormente trabajamos la proyección en el espacio de giros sobre estos ejes individualmente y por ultimo con combinaciones de estos. Esto es muy importante para el desarrollo de las matemáticas.

INTEGRACION VISUOMOTORA. La integración visuo-motora es la sincronización del ojo con el resto del cuerpo. Es decir, nuestra visión hace de guía ofreciendo una información al resto del cuerpo para que los movimientos sean exactos y precisos. Está muy relacionado con la Binocularidad, y es fundamental en habilidades escolares como la escritura, recortar, colorear, copiar… y deportivas: golpear, encestar, chutar…Una integración visuo-motora deficiente puede provocar los siguientes síntomas:

- Escritura pobre
- Psicomotricidad fina deficiente
- Bajo rendimiento deportivo

La Terapia Visual consigue mejorar esta habilidad a través de ejercicios de:

- Psicomotricidad gruesa: con juegos de pelota donde hay que encestar y golpear…
- Psicomotricidad fina: mejorando la habilidad de nuestros dedos y en concreto nuestra pinza fundamental en cualquier actividad manual de precisión y a través de ejercicios de coordinación ojo-mano.

INSTITUTO GALLEGO

DE CIRUGIA OCULAR

CENTRAL

Calle de la Tierra 26 - Ferol - 981 356 838

CONSULTAS

Avd. de A Coruña, 20, Pontedeume - 981 433 898

Avd. de Galicia, 49 - As Pontes - 981 440 900

Pedir cita

981 356 838

f correo

Pedir cita online